18/04/2021

La noche de los juguetes vivientes (1973)

2 min
La noche de los juguetes vivientes (1973)

Peces Històriques Triades Per Josep Maria CasasúsDe l’article de Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939 - Bangkok, 2003) a Triunfo (6-I-1973). Deu anys després, Josep Maria Joan convertia la seva col·lecció en Museu del Joguet de Catalunya, a Figueres. Fa cinc mesos el patronat que presideix el col·leccionista va crear un grup de treball, coordinat per Jaume Guillamet, amb l’objectiu de dinamitzar el centre.

[...]

Me he pasado por el piso figuerense (en Figueres) de Josep Maria Joan Rosa. Es un antimuseo donde centenares de juguetes ocupan habitaciones, baúles, repisas, estanterías. Son juguetes de lata, de cartón, de papel. Tienen carnes de entreguerras o posguerra, vejez de uso, huellas de niños que dejaron de serlo. Joan Rosa escoge caprichosamente alguno de ellos. Le da cuerda. El juguete revive sus glorias de antaño con una aplicación de artista viejo, aterrorizado por la jubilación, tratando de disimular la herrumbre, el olor a tiempo y humedad. Veo muñecas Modigliani, sin que Modigliani haya tomado ni arte ni parte en el asunto. Veo muñecas desenterradas de alguna fosa común de campo nazi. Un negro de lata, cantante de jazz y provocador de alegrías ratificadoras. Soldados de latón viajando por el túnel del tiempo, que les llevaba a una gran parada en Viena o a la guerra de Silesia. Mariposas de lata. Muñecas de cartón que han enlo- quecido de soledad. […] Una moto con sidecar, tripulada por dos muchachos enmascarados que murieron de aburrimiento en la batalla del Ebro. Cien Federicos Garcías Lorcas en camino hacia la Ciudad Universitaria. Un futbolista con la pelota colgada del cinto. Un afilador del hacha de la guerra. Un avión francés encadenado a su aeropuerto. […] Muchos de estos juguetes sobrevivieron a nuestros abuelos, a nuestros padres. Llegaron a la infancia de los años cuarenta con su olor fuerte a pinturas agresivas sobre las carnes de metal, con su tacto de cartón basto recubierto por esmaltes achocolatados. […] Como recién llegados de una excavación, estos juguetes están cansados por tan largo viaje. Enseñaron el color y el movimiento a sus niños patrones. Les enseñaron el ademán afortunado, el error, la avería, la herida, la vejez, la muerte. En su tiempo fueron el no va más de la mecánica aplicada a satisfacer las necesidades de la imaginación infantil. Hoy, sus movimientos tienen gracia pionera si los comparamos con el juguete electrificado, con el juguete de plástico aséptico. […] Miembros de la promoción del Racionamiento, llegamos a tiempo de no llegar a tiempo ni para la épica y la imaginación ni para la eficacia y la tecnología. Josep Maria Joan Rosa pertenece también a esta promoción de resultantes y derivados, y pone en su empeño de heterodoxo coleccionista la emoción del que reconstruye el camino que conduce a sus orígenes. Canciones, juguetes viejos, gestos, modas nos ayudarán a encontrar la carne de una Historia sólo aprehendida en su esqueleto. Es curioso el mensaje de tiempo que emiten estos empecinados cuerpecillos que no parecen de este mundo. Es curiosa la sensación de ingenuidad y agresividad que nos transmiten, una sensación que también emana, como un efluvio, de la época en que fueron utilizados.

stats