BARÇA

Tusquets: "No aceptaremos presiones para convocar las elecciones a la presidencia del Barça en momentos complicados"

El presidente de la gestora quiere celebrarlas "cuanto antes mejor", pero dependerá de la pandemia

"No aceptaremos presiones para convocar las elecciones en momentos complicados". Así de contundente se ha mostrado Carles Tusquets en su comparecencia después de tomar posesión como presidente de la comisión gestora del Barça. Este órgano, que tiene como principal objetivo organizar los comicios, trabajaba con la tesis de convocar a los socios a las urnas "cuanto antes mejor", pero la fecha se acabará escogiendo en función de la pandemia. La próxima semana hay prevista una nueva reunión durante la cual se podría poner día a los comicios azulgranas.

Priorizaremos que haya el máximo de participación posible

Carles Tusquets  Presidente de la gestora del Barça

"Mi idea era convocar las elecciones as soon as posible, como dicen los ingleses (cuanto antes mejor). Pero remarco la palabra posible. Ninguno de los que estamos aquí [en la gestora] tenemos aspiraciones de entrar en ninguna candidatura. Solo queremos que haya el máximo de participación", decía Tusquets en una comparecencia junto al síndico del socio, Joan Manuel Trayter, en la que no han aceptado preguntas de los medios de comunicación.

Votar antes de Navidad, una opción

El miércoles, el día siguiente de la dimisión en bloque de la directiva de Josep Maria Bartomeu, Tusquets fue al club para hacer el traspaso de poderes y ya se estuvo hablando de la fecha electoral. Los estatutos marcan que, como máximo, sean en tres meses a partir de la creación de la gestora. La primera propuesta era convocar a los socios justo antes de Navidad, el fin de semana del 19 y 20 de diciembre. Una segunda opción era hacerlas justo después, a mediados de enero.

Lo más oportuno e independiente era que no hubiera ningún directivo de Bartomeu

Carles Tusquets  Presidente de la gestora del Barça

La fecha de antes de Navidad es la que tenía más aceptación –con permiso de la pandemia– porque, por un lado, permitía que el nuevo presidente tuviera plenos poderes para participar activamente en el mercado de fichajes de invierno (tanto para comprar como para vender jugadores) y, por el otro, porque es en enero cuando se tiene que abonar casi la mitad de la ficha a los futbolistas. En este último punto, y según las finanzas de la entidad, es posible que se tuviera que recurrir a un crédito para afrontar este gasto. Un punto que, según la interpretación de los estatutos, podría extralimitarse de sus funciones.

Tusquets, que ha presentado a los miembros de la gestora –ya se habían conocido el miércoles–, ha confirmado que tenía la potestad de incluir a miembros de la directiva de Bartomeu pero que lo ha declinado "debido a las circunstancias". "Nos parece lo más oportuno e independiente para todo el mundo".

El presidente de la junta gestora no ha detallado uno de los puntos más delicados de la actualidad, la negociación salarial con los jugadores, y que encima del papel se escapa de sus funciones. Pero sí ha querido "hacer saber" a trabajadores y futbolistas "la realidad de la situación económica del club".

Trayter pide calma al entorno

Antes de hablar Tusquets lo ha hecho Trayter, que ha explicado brevemente las funciones del presidente de la gestora. El síndico del socio ha pedido "tranquilidad institucional" y "calma al entorno" para que la gestora pueda hacer su trabajo. "En este sentido, la victoria del primer equipo en Turín nos ha ayudado mucho".

Trayter, hijo del que fue presidente de la comisión gestora de 2003 (cuando dimitió Enric Reyna, que había asumido la presidencia por la dimisión de Joan Gaspart), ha querido tener un recuerdo para los más de 800 socios y socias que han muerto por la pandemia. El síndico ha pedido un minuto de silencio al inicio de la comparecencia.

EDICIÓ PAPER 28/11/2020

Consultar aquesta edició en PDF