Tres presidentes en tres años

  1. La justicia no es justa cuando actúa con desproporción.
  2. Desde 2017 tres presidentes de la Generalitat -Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra- han sido condenados por desobediencia, destituidos por el 155 o inhabilitados.
  3. Dos candidatos a la presidencia de la Generalitat, la presidenta del Parlament y 6 presos políticos más llevan tres años en prisión por sedición.
  4. La externalización de la solución política a la administración de una justicia politizada mina la credibilidad y el reconocimiento de uno de los pilares democráticos básicos, hoy agrietado para muchos ciudadanos sea cual sea su ideología.
  5. Los costes para el Estado, en términos de calidad democrática, de la lucha contra el independentismo han hecho saltar las tapas de las cloacas y llegarán algún día a Europa.
  6. Quim Torra ha sido un presidente atrapado entre la espada de la fuerza imperativa de la realidad y la pared de los símbolos. Un presidente activista que considera que "uno de los obstáculos para la independencia es la autonomía" y ha subestimado la gestión de la cosa pública.
  7. Desgraciadamente será el Tribunal Supremo quien habrá marcado los tiempos electorales.
  8. La política independentista se ha instalado en la rutina de la derrota, que van alimentando el agravio, la melancolía y la tristeza colectivas.
  9. Torra no se ahorró un baño de masas saliendo a pie del Palau a pesar de la pandemia, una grave imprudencia que hará las delicias de la caverna.
  10. Cataluña necesita elecciones y una nueva generación política.

EDICIÓ PAPER 28/11/2020

Consultar aquesta edició en PDF