La metamorfosis

La desagregación de Ciudadanos nutre a Vox y condiciona el post 10-N

La novela de Franz Kafka ('La metamorfosis', 1916) se desarrolla en un espacio de pocos meses en la vida de Gregorio Samsa, quien despierta una mañana de un sueño traumático metamorfoseado en insecto. La palabra, del latín y del griego, es una transformación o cambio en la forma. Y es lo que las elecciones del 10-N van a aflorar -que no crear- sobre Ciudadanos. Si en los trackings privados Vox sigue su ascenso es porque el partido de Albert Rivera continúa su descenso. Quizá sea menos de lo que ahora parece. Pero si C´s se metamorfosea en Vox es porque dentro del envoltorio liberal y modernoso, Rivera, con sus críticas a la política, al bipartidismo, a las CCAA y la eliminación del concierto vasco y las diputaciones, alojó más a Vox que el PP del cual se desprendió Santiago y cierra España Abascal. Pues eso: el huevo de la serpiente de Vox estaba en C´s. Es posible que PSOE obtenga algunos escaños más de los que ahora tiene y que Vox menos de lo que se le vaticina. La idea de una abstención del PP para dejar gobernar al PSOE después del 10-N se basaba en obtener el botín: la hipótesis de que ambos obtendrían 210 escaños, los 3/5 de las cámaras, para renovar los cuatro puestos del Tribunal Constitucional que vencen ahora (Juan José González Rivas, presidente; Encarna Roca, vicepresidenta, Andrés Ollero y Fernando Valdés) y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Pero si C´s se disuelve a favor de Vox, esta posibilidad estaría fuera del alcance. El 10-N y sus resultados serán un nuevo descenso en el foso de la crisis. Al bipartidismo maltrecho le puede suceder el verdadero monstruo. Creíamos que ya conocíamos al Frankenstein del que habló Rubalcaba. Pues no.

EDICIÓ PAPER 07/12/2019

Consultar aquesta edició en PDF