El juez insinúa que la Fiscalía le arrebató el caso de Juan Carlos I

Fuentes de la defensa de Corinna Larsen creen que la citación se hace por "motivos políticos"

rei El juez Manuel García-Castellón describe a lo largo de 14 folios la historia del procedimiento de los audios de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, el ex comisario Villarejo y Juan Villalonga -el amigo y compañero de pupitre de José María Aznar, a quien hizo presidente de Telefónica-, la pieza llamada número 5 del caso Tándem-Villarejo, para citar a Corinna prestar declaración sobre la sospecha -que no certeza- de un presunto encargo de la examante de Juan Carlos I al policía jubilado para investigar una presunta deslealtad de su empleada doméstica, la española Noelia Muñoz.

El juez da a entender que si bien fue él quien promovió la cooperación judicial con el fiscal de Ginebra Yves Bertossa, que abrió diligencias sobre el Rey emérito en julio de 2018, los documentos enviados a España terminaron en la Fiscalía del Tribunal Supremo.

El juez entiende que ese material presentaba conexidad con los delitos que se investigaban en la Audiencia Nacional. Aunque lo cierto es que la pieza de los audios de Corinna-Villarejo-Villalonga de 2015 fueron archivados en septiembre de 2018.

En la parte de la resolución dictada ayer que más claramente revela su sentimiento de ser apartado de la causa de Juan Carlos I, el juez señala que ignora el curso de las investigaciones de la Fiscalía en Suiza, aunque "se ha ha tenido conocimiento" de que los datos se han remitido a la Fiscalía del Tribunal Supremo.

El juez, pues, decide pedir informe a la Fiscalía Anticorrupción sobre la conexidad de los delitos que se investigan en Suiza y en la Audiencia Nacional, pero esta petición  es puramente formal porque ha decidido reabrir el procedimiento por su cuenta y riesgo. A la Fiscalía solo le cabe acatar o recurrir el auto ante la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Pero lo más llamativo es que el juez quiere retomar la causacon el tema de la empleada Noelia Muñoz, que trabaja con Corinna, y sigue haciéndolo en la actualidad,desde hace largos años. No hay indicios  en los audios más allá de una referencia inconcreta sobre la presunta investigación.

Fuentes próximas a la defensa de Corinna en Londres vinculan esta citación del 8 de septiembre -coincidiendo con la apertura del año juidicial por parte de Felipe VI en el Tribunal Supremo- con el juicio contra el excomisario Villarejo que tendrá lugar en la Audiencia Provincial de Madrid el próximo 18 de septiembre. El juicio versa sobre presuntas calumnias de Villarejo contra el entonces director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán.

Corinna ha sido llamada a declarar como testigo por la defensa de Villarejo, pero ella tiene sus propias cuentas pendientes con Sanz Roldán a quien acusa de haberle amenazado de muerte y a sus hijos en una visita que le hizo en Londres a "título particular" en junio de 2012.

"Esta citación está motivada por razones políticas. Quieren desacreditar a Corinna ante el juicio del 18 de septiembre donde ella es testigo. Y vamos defendernos".

EDICIÓ PAPER 08/08/2020

Consultar aquesta edició en PDF