El Supremo obvia la Fiscalía y deja a Torra sin escaño

La Sala Tercera rechaza suspender la resolución de la JEC

La sección cuarta de la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Supremo ha rechazado por unanimidad suspender el acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC) del pasado 4 de enero de invalidar el escaño de Quim Torra en el Parlament, según ha podido saber el diario ARA. La decisión se refiere a la suspensión cautelar y teóricamente no prejuzga el fondo de la decisión pendiente de resolución, a saber, si la JEC tenía competencia para dictar esa resolución. La pelota pasa ahora al Parlament: acatar o no acatar, esa es la cuestión.

Teóricamente, la presidencia de la Generalitat no estaría en el aire toda vez que la JEC no ha entrado en la cuestión de la presidencia y se ha limitado a anular el escaño. El letrado mayor del Parlament sostiene que si bien para ser elegido president es necesario ser diputado no es causa de cese el carecer del escaño.

Fuentes judiciales consultadas señalan que los magistrados de la sección cuarta deben tener ya una posición favorable sobre el fondo, a saber, que la JEC es competente para quitar un diputado en base a una sentencia no firme por causa de "inelegibilidad sobrevenida".

¿Qué sentido tendría, sinó, mantener la anulación del escaño y generar un conflicto institucional con el Parlament catalán con posibles consecuencias constitucionales si al resolver sobre el fondo la Sala III le fuera a dar la razón a Torra, esto es, establecer que la JEC no tenía competencias para anular su escaño?

El conflicto institucional está servido ya que el Parlament puede resolver desobedecer la resolución de la JEC, afirmando que no tiene competencia para quitar un diputado ni para imponer el cumplimiento de su resolución. Pero, además, las consecuencias penales no son difíciles de avizorar, con la fabricación de un nuevo caso Atutxa, el presidente del parlamento vasco suspendido por desobediencia.

Desautorización de la Fiscalía

El fiscal jefe de la sección de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, Pedro Crespo, había apoyado la suspensión cautelar del acuerdo de la JEC. En su escrito, citaba sentencias del Tribunal Constitucional en respaldo de su posición y se pronunciaba claramente  contra la competencia de la JEC.

La sección cuarta puede resolver con bastante celeridad el recurso de fondo sobre la competencia de la JEC. Por esta razón da toda la impresión de que ya tiene adoptada una posición favorable. De lo contrario , según se ha apuntado, se estaría provocando una crisis institucional gratuita.

EDICIÓ PAPER 30/05/2020

Consultar aquesta edició en PDF