Casado rechaza anunciar el pacto sobre el CGPJ y el TC antes de la reunión de presidentes del día 31

El ministro Juan Carlos Campo y Enrique López han avanzado hacia la renovación

Las negociaciones entre el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y el secretario de Justicia del Partido Popular, Enrique López, para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuatro plazas en el Tribunal Constitucional (TC) y otras instituciones,  ha avanzado pero están subordinadas a la estrategia de Pablo Casado, que prevé una fuerte crítica al gobierno de Pedro Sánchez en la reunión de presidentes autonómicos convocada para el próximo viernes 31 de julio.

El presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, había propuesto en el orden del día del Pleno citado para este martes 28 de julio el nombramiento de jueces para cubrir tres plazas en la Sala Penal del Tribunal Supremo, la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y la de la presidencia de la Audiencia Provincial de Ourense.

Antes de la reunión, Lesmes recibió información del PSOE y del PP en el sentido de que las negociaciones avanzan aunque las fuerzas políticas no prevén hacer un anuncio de pacto en las próximas horas.

¿Cuál es la situación? Campo y López han llegado a una amplia propuesta no solamente sobre la renovación del CGPJ. Incluye nombramientos en el TC en el que vencieron, en noviembre de 2019, los mandatos del presidente, Juan José González Rivas; la vicepresidenta Encarna Roca; y los magistrados Andrés Ollero y Fernando Valdés Dal Ré. Y también en otras instituciones. 

Pero el presidente del PP, Pablo Casado, ha rechazado hacer una presentación de los pactos antes del próximo viernes, 31 de julio. Porque, según fuentes del PP, sería lanzar un mensaje contradictorio con la ofensiva que prepara el partido en la reunión de presidentes autonómicos convocada por Pedro Sánchez.

Con todo, la información que le ha sido transmitida a Lesmes y a otros miembros de la Comisión Permanente del CGPJ sirvió para retirar la amenaza de hacer nombramientos de jueces como forma de presionar al PSOE y al PP.

Fue el propio Lesmes quien propuso, después de escuchar las impresiones de los vocales, votar sobre si era procedente nombrar a jueces en una situación en la cual las dos fuerzas parlamentarias principales avanzan hacia la renovación.

Álvaro Cuesta, adscrito al llamado sector progresista, apoyó la propuesta de someter a votación nombrar o no nombrar. Lesmes y otros 15 vocales se pronunciaron a favor de aplazar los nombramientos y 5 vocales manifestaron su deseo de hacerlo. La vocal conservadora, magistrada Carmen Llombart, anunció un voto particular con adhesión de otros miembros.

Durante 2019, este CGPJ "caducado" desde el 4 de diciembre de 2018 realizó unos cincuenta nombramientos de jueces para cubrir plazas. Solamente la vocal progresista Concha Sáez se pronunció en contra por considerar que un órgano en funciones no debía hacer nombramientos.

En noviembre pasado, el CGPJ nombró a la presidenta del TSJ de Extremadura, la magistrada conservadora María Félix Tena,  como parte de un acuerdo según el cual la presidencia del TSJ de Canarias sería para el magistrado del sector progresista Pedro Herrera.

Sin embargo, este nombramiento ha quedado ahora en el aire.

Ayer la deliberación de los 19 miembros presentes (2 vocales y el secretario comparecieron por videoconferencia) se hizo portando mascarillas pero sin respetar la distancia social requerida, lo que fue objeto de críticas.

"Lo que faltaría es que en lo que parece la recta final de este CGPJ terminemos contaminados por el virus", se comentó irónicamente entre algunos vocales que dijeron sentirse más seguros cogiendo el metro que en  la sala poco preparada del CGPJ.

Esa recta final, en todo caso, incluirá el acto de apertura del año judicial previsto para el 8 de septiembre próximo sobre cuyos preparativos desde el punto de vista sanitario informó Lesmes antes de concluir el Pleno.

EDICIÓ PAPER 08/08/2020

Consultar aquesta edició en PDF